Billetes y Monedas

Manipulación y cuidado de sus billetes
Manipulación y Cuidado

Los billetes han sido fabricados para que duren alrededor de 3 a 4 años en circulación, en promedio según su denominación, considerando las diversas condiciones a las que éstos se exponen: el paso de mano en mano, factores climáticos, suciedad e incluso quemaduras. Para mantenerlos en buen estado el mayor tiempo posible, usted debe tener ciertas precauciones:

  • No debe corchetearlos, esto los daña considerablemente, sobre todo a los billetes de polímero o plástico, que si bien son resistentes a romperse, se rasgan si son expuestos a cortes o incluso a una pequeña fisura como las que causa un corchete.
  • Evite dibujar o escribir sobre ellos, tampoco los timbre ni manche.
  • Si utiliza elásticos para enfajarlos, evite apretarlos demasiado, los elásticos pueden romper los billetes de papel de algodón o deformar los billetes de polímero. Prefiera cintas de papel.
  • Evite arrugarlos o doblarlos. Use siempre una billetera para guardarlos extendidos. Si fuera necesario doblarlos evite marcar el doblez.
  • No los moje. Los billetes de papel de algodón son más sensibles al contacto con el agua. Respecto al polímero, aunque éste sea un material lavable, cuídelo y no lo exponga innecesariamente.
  • No realice pruebas drásticas con ellos para comprobar su autenticidad, como frotarlos sobre un papel blanco para ver si destiñen.
  • Lleve los billetes desgastados, incompletos, marcados o deteriorados al Banco Central, donde le serán canjeados por billetes nuevos o a cualquier sucursal bancaria autorizada para canje de billetes no aptos (ver sección Canje de Billetes No aptos). Es función del Banco con el apoyo de bancos comerciales establecidos, retirar los billetes no aptos de circulación y reemplazarlos por billetes nuevos.
  • Si tiene un billete roto, puede pegarlo con una cinta adhesiva, para que éste pueda seguir circulando antes de llevarlo a un banco o al Banco Central para su canje y retiro.

Contenido Relacionado